jueves

Desapego

Otra de las tareas que me interesa abordar en mi vida es el desapego.

El fuerte apego a las cosas no me resulta saludable, ni lógico, ni cuerdo. Lo cuál es obvio para todo el mundo. Pero apenas se rasca un poquito el barniz de la lógica, si miramos con sinceridad, por cuántas cosas sentimos apego? En mi caso son los libros, las herramientas de mis hobbies, las fotos, mi pequeñisima compu, y varias (decenas de) cosas más. Antes no me planteaba esto, pero ahora me está pesando el apego y me gustaría pasar al desapego.
¿Cuántas cosas necesito de verdad?

El apego a las personas, qué se yo, no sé como abordarlo. Un poco está bien, mucho será parecido a la dependencia?

Como siempre, más preguntas que respuestas.

2 comentarios:

  1. Es una buena pregunta para pensar... Me llamo la atención esto de ser minimalista, de tener desapego. A veces es bueno para nosotros que algo que leemos toque nuestras fibras y nos haga pensar, nos centre, nos equilibre entre la cotidianeidad y la visión que tenemos de nosotros mismos y de nuestra vida. Gracias por esto Andrea, por ayudarme a pensar y darme cuenta que yo también estoy en construcción. Y por desear copiarme tu idea y tener un proyecto 44 similar a tu 49.
    Y volviendo a tu pregunta desear o querer algo con todas las fuerzas de tu alma, no es apego, convertirlo en algo sin lo cual no podrías vivir si lo es. Es una adicción, es sufrimiento. En cuanto al apego a las personas- Cuando decimos "no me imagino la vida sin vos". "La vida no tiene sentido si no te tengo" Eso es dependencia. Siempre necesitamos a la persona que amamos pero si esa necesidad se transforma en algo enfermizo, nos convertimos en una satélite de la persona amada. Perdemos la autoestima. Cuando estamos apegados a una persona dependemos de ella. No somos felices por nosotros mismos, sólo lo somos si la otra persona lo es y si está con nosotros. Cuando no está sufrimos... Creo que en el apego hay una gran adicción. Y no es bueno ser adictos a nada, tampoco a las personas.
    Me gusta mucho tu blog

    ResponderEliminar
  2. Gracias Criss, què buen comentario. Es verdad que es una adicciòn, cómo tantas. Es bueno estar en construcciòn, no? somos seres en proceso de transformaciòn constante, pero a veces, al menos yo, me olvido.
    Exito y copiá nomàs!

    ResponderEliminar